Casos de Uso Avanzados: Relación de Extensión

Publicado: enero 23, 2011 en UML

En muchas ocasiones el uso de características avanzadas de los casos de uso generan dudas en los equipos de desarrollo. La razón básica es que estos modelos deben ser claros antes que cualquier otra cosa, lo que lleva a evitar el uso de las relaciones de inclusión y extensión, entre otras características.

Sin embargo, por muy de acuerdo que podamos estar con el deseo de claridad y sencillez, existen situaciones en que hacer uso de una relación avanzada entre casos de uso mejora en lugar de reducir, la claridad del modelo de requisitos. De ahí por tanto que todo analista de requisitos debe comprender perfectamente el significado de estas relaciones. En el presente post abordamos la relación de extensión <<extend>>.

Técnicamente como para el glosario, la relación de extensión <<extend>> se define como:

Relación <<extend>> Un caso de uso extiende a otro cuando sin alterar a este, se incorpora su funcionalidad como parte integral del primero. Se denota con una relación que apunta del caso extendido al caso base y la conexión se hace o bien al principio del flujo de eventos principal del caso base o en alguno de los puntos de extensión que este haya definido.

La notación gráfica es la siguiente:

Extend

La relación del ejemplo significa que un caso de uso ya existente (el caso “A”) se aprovecha en la definición de un segundo caso (el caso “B”). Dado que la reutilización que requerimos agrega funcionalidad pero no altera al caso base, se ha optado por la relación de extensión. Dicha relación se ha denotado gráficamente con una flecha de dependencia desde el caso extendido (el caso “B”) al caso base (el caso “A”). La dependencia la hemos estereotipado con <<extend>> para que quede claro lo que pretendemos decir.

A nivel de los flujos de eventos, se podría decir que el flujo principal del caso base no se ve alterado, pero que en cambio, el flujo de eventos del caso extendido hace referencia al primero, de manera tal que no puede ser entendido en ausencia de los pasos del caso base.

A fin de contar con un ejemplo completo, consideremos un sistema de compras electrónico. Digamos que este sistema va a atender tanto a clientes finales como a clientes corporativos, permitiendo que adquieran productos en nuestra tienda en línea. La diferencia será que los clientes corporativos hacen compras masivas, quizás programando la entrega a lo largo de un periodo de tiempo de lo que compraron. Esta visión la podemos expresar en el siguiente diagrama:

Ahora si vamos al caso de uso base “Compra artículo (UC-0100)” podríamos tener la funcionalidad de escoger el artículo a comprar y el de pagar con tarjeta de crédito, por ejemplo. Esta funcionalidad esta disponible a los clientes finales, tal como se ve en el diagrama.

Por su parte, los clientes corporativos pueden escoger el artículo a comprar y el modo de pago: digamos tarjetas de crédito. Además el caso de uso captura también la funcionalidad de programar la entrega parcial de lo comprado a lo largo de un periodo de tiempo. Dado que gran parte del caso de uso “Compra masiva (UC-0200)” es idéntica a la encontrada en el caso del cliente final, optamos por reutilizar la especificación por vía de la relación de extensión.

Los criterios a aplicar para saber si la relación de extensión es aplicable son los siguientes:

  1. Hay cuando menos un caso base y un caso extendido.
  2. El caso base no se ve modificado por la existencia del caso extendido.
  3. El caso base es un caso concreto atado a cuando menos un actor.
  4. El caso extendido incorpora al caso base por completo.

La relación de extensión guarda relación con todos los restantes tipos de reutilización que están definidas para los casos de uso; en particular la relación es muy intima con la relación de inclusión <<include>> sin embargo la diferencia primordial entre <<extend>> e <<include>> es la modificación del caso base. Extensión no implica cambio, en tanto que la inclusión añade funcionalidad al caso base.

Otra relación, la herencia, es similar también a la extensión. En este caso la diferencia es que la herencia cambia o puede cambiar, la naturaleza de lo dicho en el caso base. Por ejemplo, podemos decir que aquello que fue llamado “artículo” en el caso base es ahora referido más detalladamente como “libro” o “juguete”. La herencia de casos de uso reutiliza al caso base sí, pero nos permite alterar la semántica de los detalles; algo que la relación de extensión (ni la de inclusión) pueden hacer.

Por tanto concluyamos: la relación de extensión permite reutilizar una especificación pero sin modificar al caso base.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s